Noticias

Mujercitas (o Meg, Jo, Beth y Amy)

“Mujercitas” es una novela de la autora estadounidense Louisa May Alcott escrita en 1868; incluso hoy en día es una de las novelas más leídas en el mundo. Fue llevada al cine seis veces y tres veces adaptada en una serie por la cadena de televisión BBC; a principios de este año, fue anunciada también una nueva adaptación a la pantalla grande. ¡Nada mal el rating de popularidad para estar por cumplir 150 años! Pero ¿qué hace a esta novela tan especial? ¡Las hermanas March: Meg, Jo, Beth y Amy! Louisa May publicó sus primeros trabajos bajo nombres falsos; estos eran cuentos fantasiosos y sensacionalistas pensados para vender, pero luego de trabajar como enfermera durante la guerra civil estadounidense se vio compelida a escribir acerca de esa terrible experiencia y su trabajo tuvo mucho éxito. Fue años más tarde que un amigo de su padre la convenció de escribir una historia para jovencitas que terminó por cambiarle la vida.

Las hermanas March están basadas en las propias hermanas de la autora. Cada una de ellas tiene sus propios sueños, ambiciones y talentos. Meg es una bella joven de dieciséis años que sueña con una vida de lujos. Beth tiene trece años, es tímida, amable y ama tocar el piano. Amy solo tiene doce años, pero una personalidad muy fuerte, tiene ojos celestes y el cabello dorado y rizado, y es la artista de la familia. Jo tiene 15 años, es el personaje principal de la novela. Josephine, o Jo como le dicen todos, es una joven energética que ama la literatura y las obras de teatro, tiene el cabello largo y negro, a menudo se comporta como un chico, es independiente y graciosa, pero pierde la paciencia demasiado rápido. ¿A que no sabes en quién está basado este personaje? ¡En la propia Louisa May Alcott!

Jo March ha sido una inspiración para varias generaciones de jovencitas, pero la propia Louisa May Alcott es tan o más interesante que el personaje inspirado en ella misma. Al igual que Jo, Louisa May era una mujer poco femenina para su época: le gustaba correr, silbar, la fastidiaba llevar vestidos incómodos y ganaba su propio dinero escribiendo, algo que no era común para una mujer en aquella época. Pero Jo y su creadora también tienen diferencias: para empezar, Louisa May nunca se casó ni tuvo hijos como Jo, aunque sí tomó bajo su cuidado a una sobrina al morir una de sus hermanas. Otra diferencia es que la familia de Jo era humilde, mientras que los Alcott eran realmente pobres, al punto de pasar hambre cuando Louisa May era joven; de hecho, sacar a su familia de la pobreza fue la razón principal de Louisa May para dedicarse a escribir. Al igual que la familia March a la que dio vida, Alcott era abolicionista, lo que significa que estaba a favor de abolir la esclavitud, y al igual que Jo era una feminista; de hecho, fue la primera mujer en Concord que se registró para votar en 1879 cuando el Estado de Massachusetts pasó una ley que les permitía votar a las mujeres en algunas elecciones locales. Louisa May Alcott fue una mujer valiente, determinada, fuerte y comprometida, que encontró en la escritura una profesión que le permitió vivir una vida más cercana a lo que ella quería: una vida alejada de la pobreza y aún independiente.

Fuente: Wikipedia