Noticias

La historia de un cuento

Hace poco se estrenó en nuestro país y en el mundo La Bella y la Bestia. Se trata de una adaptación en acción real de la versión animada de Disney que ya tiene 26 años. ¿Te sorprende que la versión animada sea tan vieja? ¡Entonces no podrás creer lo vieja que es la historia original!

La Bella y la Bestia (La Belle et la Bête en francés) es un cuento de hadas tradicional francés. La primera versión publicada fue obra de la escritora francesa Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, en 1740, pero la versión escrita más conocida fue una revisión muy abreviada de la obra original de Villeneuve, publicada en 1756 por Jeanne-Marie Leprince de Beaumont. Esta es la versión que cobró fama y se convirtió en la base de casi todas las adaptaciones posteriores.

En esta versión, Bella es hija de un rico mercader viudo y tiene dos hermanas mayores de carácter vanidoso. Un golpe de mala fortuna hace que el mercader pierda todas sus riquezas, por lo que la familia cae en desgracia. Cierto día llega la noticia de que uno de los barcos del mercader había llegado a puerto con mercancías. Las hermanas de Bella le piden a su padre que les traiga joyas y vestidos pero ella, más juiciosa, le dice que solo con una rosa ya la haría feliz.

Al regresar, el mercader se pierde en el bosque y encuentra refugio para pasar la noche en un lúgubre castillo que se hallaba cerca. Al otro día, justo después de cortar una rosa del jardín, una horrenda bestia lo sorprende y lo obliga a que le pida perdón. El mercader suplica poder ver a sus hijas una última vez, a lo que la Bestia responde que puede marcharse pero a cambio tendrá que traer a una de ellas para que ocupe su lugar. El mercader vuelve a su hogar y le explica lo ocurrido a sus hijas. Bella se ofrece para ocupar el lugar de su padre, ya que si ella no hubiera pedido una rosa, nada habría sucedido.

Una vez allí, la Bestia lleva a Bella a unos lindos aposentos para que viva toda su vida en el castillo. Cada día visita a Bella y le pide que se case con él, pero ella responde que solamente le concederá su amistad. Así viven hasta que un día Bella ve en un espejo mágico que su padre está muy enfermo y le ruega a la Bestia que le permita verlo una última vez. La Bestia acepta con la condición de que Bella vuelva en ocho días. Ella le promete que así lo hará y agradecida parte hacia su hogar. Una vez allí, sus hermanas, envidiosas de Bella, inventan una trampa para que ella esté en su casa más de ocho días. Al darse cuenta de esto, la muchacha parte hacia el castillo de inmediato pero al llegar encuentra a la Bestia agonizando por la tristeza que le había causado pensar que ella había roto su promesa. Desesperada, Bella se arrodilla ante él y entre lágrimas le suplica que no muera y le confiesa su amor. Al escuchar estas palabras, la Bestia se transforma mágicamente en un príncipe que, a causa de la maldición de una bruja, había sido transformado en bestia. Finalmente, Bella y el príncipe se casan y viven felices en el castillo.

¿Qué te pareció esta versión del cuento? ¿No es increíble que esta historia tenga más de 260 años? ¿Sabías que la autora era profesora de música, fundó un periódico y una escuela, escribió más de 70 libros y que La Bella y la Bestia fue, de hecho, su último cuento? ¡Anímate a buscar más información sobre esta fascinante historia!

Fuente: Wikipedia